2 encierros y 1 cuarentena total

Algo de historia:

Son tiempos interesantes que requieren una perspectiva histórica. [En mi otra vida, fui profesor de historia].

El brote de influenza de 1918 coincidió con el último año de la Gran Guerra, una de las primeras veces en la historia registrada que los soldados fueron enviados en masa a nuevos países. Registrado por primera vez en Fort Riley, Kansas en marzo de 1918, 24 países registraron casos en octubre de ese año (6 meses demoro la propagación mundial, mientras que en nuestros tiempos fue en semanas, diría que días en el peor de los casos). El conflicto global exacerbó la transmisión del virus y la falta de atención que muchos recibieron debido a la escasez de profesionales médicos disponibles.

Como un acelerador, el libre flujo de soldados contribuyó a la epidemia.

La censura de los Estados Unidos, el Reino Unido, Alemania y Francia llevó a poblaciones desinformadas. Sin embargo, no hubo censura en España. Entonces, cuando el rey del país enfermó, la comunicación libre y abierta influyó en una falsa impresión de que esta cepa de la influenza se originó en España. Y así nació el apodo de la gripe española . La desinformación y la censura fueron en parte responsables de la propagación de la epidemia mundial. La inacción fue la otra.

Un ejemplo sencillo, Filadelfia. Uno de los peores casos de la epidemia de 1918 ocurrió después de que el Dr. William Crusen, director de salud pública de la ciudad, permitiera que el desfile continuara según lo programado a pesar de una advertencia justa. El 28 de septiembre de 1918, ese desfile atrajo a 200.000 personasen la ruta del desfile, el virus explotó en la población civil. Durante tres meses, cientos de miles de habitantes de Filadelfia lucharon contra el virus que, al final, se cobró más de 13.000 vidas. Se cerraron escuelas, iglesias, salones y teatros, se abrieron treinta y dos hospitales de emergencia y enterrar a los muertos se hizo casi imposible. Todas las camas estaban ocupadas. El desfile fue convocado para vender bonos de guerra.

La censura, la priorización del comercio, los eventos locales y la falta de claridad en el liderazgo nacional son solo algunos de los paralelos entre la crisis de salud pública actual y la epidemia de 1918–1919.

Cien años después, algunas cosas se repiten.

¡Gracias por llegar hasta acá!

Si gustas puedes seguirme en mis redes sociales en IG @arnulfo o LinkedIn.

Data Analyst | Speaker | CodeOrDie | Human Resource

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store