Cita con el dentista, su nombre Jesús.

Tenemos la mala costumbre de visitar el dentista TARDE.
Tenemos la mala costumbre de buscar a Dios en nuestro momento de necesidad.

Lo hacemos cuando el dolor nos corroe o cuando la preocupación no nos deja dormir. Es decir, cuando los problemas o síntomas son más que evidentes.

Debemos vernos con el dentista mínimo 2 veces al año, con el objetivo de mantener la salud.
Debemos frecuentar a Dios mínimo 2 veces al día. En la mañana al despertar y en la noche antes de dormir.

Photo by Jimmy Larkin on Unsplash

Dos razones para visitar al dentista:
1. Ahorro económico.
2. Detectar alguna enfermedad con antelación.

Dos beneficios de visitar a Dios:
1. Paz.
2. Conocerle y conocerte.

Data Analyst | Speaker | CodeOrDie | Human Resource

Data Analyst | Speaker | CodeOrDie | Human Resource